24. agosto 2016

Ready, Set, Pokémon GO..!

Podemos decir sin temor a equivocarnos que, a día de hoy, todo el mundo ha oído hablar de la aplicación móvil de realidad aumentada Pokémon GO.

Simplemente es imposible eliminarla de nuestras vidas cotidianas. O no sentirse en conflicto con ella, activa o pasivamente.

Prácticamente cada día aparecen nuevos titulares y vídeos sobre Pokémon GO a nivel mundial que inundan las redes sociales.

Esta aplicación no sólo ha abierto un mercado completamente nuevo a los autodenominados “analistas”, que comparten contenidos en forma de noticias, trucos o consejos, sino también a los nostálgicos y jugadores de toda la vida, cuyo objetivo es ser el primero en “hacerse con todos”.

Podemos encontrar desde ideas realmente útiles dentro del juego, como un Mapa Pokémon o nuevos añadidos, hasta incluso un servicio de citas enlazado con Pokémon GO llamado PokéDates. (Y no es ninguna broma!).

Cafeterías, restaurantes, tiendas textiles, centros comerciales e incluso bancos han visto en la enorme popularidad de la que ya goza el juego una forma de atraer nuevos clientes a sus establecimientos (como es el caso de McDonald’s, que convirtió varios de sus locales japoneses en gimnasios Pokémon en el juego y aprovechó el lanzamiento de éste en el país nipón como reclamo). Lo que está claro es que la atención masiva que se le ha dado a esta aplicación en a penas un mes no puede describirse de otra manera más que como totalmente única y excepcional.

1.000 people meeting spontaneously to catch Pokémon

1.000 people meeting spontaneously to catch Pokémon

Incluso podemos encontrar noticias de índole política casi a diario que incumben al impacto social provocado por el juego. Arabia Saudí impuso una Fatwa contra la franquicia Pokémon allá por 1995 y, tras el lanzamiento de Pokémon GO, este asunto ha recobrado fuerza y está siendo causante de serios problemas a nivel social en el país. Sin ir más lejos, la Bundeswehr (las fuerzas armadas alemanas) tuvo que publicar a través tanto de las noticias como de sus propias redes sociales oficiales que los jugadores no debían jugar cerca de campos de tiro o entrar en áreas restringidas para encontrar Pokémon, y no sólo debido a los acontecimientos recientes, sino también con el objetivo de evitar que incidentes como el de Bosnia se repitan dentro de sus fronteras.

La gente está tan concentrada en el juego que es incluso usual que no preste atención al tráfico, ocasionando a veces graves accidentes involuntariamente. O directamente no se dan cuenta de lo que ocurre a su alrededor, convirtiéndose en el blanco perfecto de un robo. De hecho a bastante gente le ha ocurrido que le hayan robado sin darse cuenta debido a esto.

Recientemente, el gobierno de Irán no sólo prohibió la aplicación y su uso, sino que además restringió el acceso a las descargas. Según declaraciones del gobierno iraní, estas medidas se llevaron a cabo por razones de seguridad.

Pudiera parecer un mal chiste, que la atención mediática combinada con los varios incidentes inusuales y reacciones del público en relación a Pokémon GO sólo hayan alimentado el hype al rededor de esta aplicación, haciéndola aún más exitosa si cabe.

Si bien es cierto que esto no es nada nuevo. Buena o mala, la publicidad y el marketing a nivel mundial llevan inevitablemente a un rápido incremento de la rentabilidad del producto. Tanto políticos como celebridades, grandes multinacionales y consejos mundiales conocen este hecho y, lógicamente, también los desarrolladores de software.

Don't Pokemon and Drive warning

La fecha elegida para el lanzamiento de la aplicación Pokémon GO no podía estar mejor situada que a primeros de julio. Muy posiblemente porque los desarrolladores de ésta tuvieran la oportunidad de aprender de su no tan rompedora primera experiencia en el mundo del videojuego, Ingress. Medir bien los tiempos a la hora de lanzar un producto también resulta muy importante y, a priori, se ha conseguido bien.

La genialidad de este producto reside en la combinación de una marca mundialmente conocida como es Pokémon con la incipiente y novedosa tecnología de la realidad aumentada. El factor nostalgia de aquéllos que éramos poco más que críos cuando los primeros juegos de Pokémon aparecieron también ha sido realmente importante y, como no, el hecho de que esta aplicación esté al alcance de cualquiera con un Smartphone y de forma gratuita.

La proporción más alta de usuarios de Smartphone se encuentra comprendida entre los 12 y los 35 años de edad, es por eso que el factor nostálgico ha sido realmente importante, ya que coincide con la generación que jugaba a Pokémon en su Game Boy hace 15 ó 20 años. Por ello, cualquiera que de niño jugase a Pokémon ha tenido, como mínimo, una toma de contacto con el juego Pokémon GO, aunque sea para compararlo con los originales.

Al igual que gran parte de este tipo de aplicaciones o juegos, la App de Pokémon GO fue desarrollada mediante el motor gráfico Unity 3D, un popular entorno de trabajo donde se pone a disposición del cliente un lienzo en blanco en el cual puede dar rienda suelta a su creatividad y desarrollar juegos hasta para un total de 25 plataformas (Windows, Mac, Linux, consolas, Android, iOS, etc).

Según su propio eslogan: “escribe un vez, publica muchas” (‘Write once, publish many’)

Y no sólo las pequeñas desarrolladoras independientes, sino que muchas grandes compañías del sector utilizan Unity 3D como herramienta de desarrollo. A día de hoy, un tercio del millar de juegos más comercialmente exitosos se confeccionaron mediante Unity 3D. Las estadísticas hablan por sí solas: un alcance de más de 600 millones de jugadores y más de 5,5 millones de desarrolladores registrados desde su lanzamiento en 2004.

Pokemon-vs-All-Other-Games-1

En los tiempos que corren, en un mundo globalizado, con la constante amenaza terrorista, el miedo y la necesidad de encontrar nuevas formas de prevenir ataques, partidos u orientaciones políticas cuestionables y la incertidumbre general, era ciertamente natural que la popularidad de este juego tan inocente, adictivo y simple en concepto se disparase.

Se eligió lanzar el juego mundialmente a principios del verano en el hemisferio norte (que es donde están los mercados más fuertes), una época del año que destaca por el buen tiempo, las vacaciones y la oportunidad de descansar o realizar actividades de ocio, así que es de esperar que ningún jugador se lo piense dos veces antes de salir un día de verano a cazar Pokémon, o que los paseos se alarguen un poco. A su vez, jugar a este juego legítimamente nos exige realizar cierta actividad física; hay quien ironiza con cómo los Pokémon están ayudando a combatir la obesidad infantil mejor que ningún programa gubernamental puesto en práctica hasta la fecha.

Será interesante ver si los jugadores se siguen animando a salir tanto a la calle en los meses mas fríos o si la popularidad del juego se verá afectada por la época del año debido principalmente a las temperaturas y los quehaceres. Lo que es indiscutible es que los desarrolladores de Pokémon GO han creado algo realmente enorme, abierto a todo el mundo, que no requiere una cierta edad o ingresos y que alimenta constantemente el deseo del jugador de seguir jugando para “hacerse con todos” de una manera que ningún videojuego había logrado antes.

Observando la distribución demográfica del juego, aún hay margen de crecimiento, ya que hoy por hoy hay quien tiene estadísticamente más posibilidades de cazar mejores Pokémon, por ejemplo, gente en lugares más desarrollados o poblados. Las ciudades grandes suelen significar más variedad, más espacio para capturar, más puntos de interés y, en resumen, un camino más corto para progresar.

En general, el Smartphone como puerta de entrada al mundo del videojuego no es nada nuevo. Probablemente, todo el mundo recuerde cuando la gente movía apasionadamente caramelos entre cajas en Candy Crush, que parecía más un estilo de vida que un juego en sí mismo.

Pokémon GO es, además, un juego que no se puede completar o ” pasar” de forma que éste termine. Se juega el tiempo que se quiera, hasta que se haga aburrido o cansino, o hasta que aparezca el siguiente bombazo. Hasta ahora no hay nada comparable a Pokémon GO en términos de introducir un juego en la vida cotidiana de la gente.

8135555792079665

Es difícil distinguir si Pokémon GO estaba, simplemente, en el momento y lugar adecuados o si es realmente una inclusión natural en nuestro desarrollo y propio de la época en la que nos encontramos. Paralelamente a esta vorágine Pokémon, Microsoft seduce al consumidor con sus HoloLens para entornos virtuales de trabajo y Snapchat contrata expertos en efectos especiales para mejorar y hacer más únicos sus herramientas y filtros.

Entonces, ¿es Pokémon GO un producto que representa nuestro tiempo de forma natural?

Nuestras vidas giran alrededor de la sociedad de la información: hoy en día no tenemos ningún problema y estamos más que acostumbrados a ver el mundo a través de las pantallas de nuestros Smartphones. Y ya no intentamos ponernos al día con la realidad virtual, es ella la que se ha puesto al día con nosotros.

No cabe duda entonces.

Las experiencias que vivimos a través de la realidad virtual se guardan en nuestro cerebro como recuerdos más vívidos y no sólo como un pequeño acontecimiento sin importancia durante una partida en internet. Experimentamos el juego al completo: desarrollamos acciones y sucesos, las compartimos y conectamos emocional y sensorialmente en el mismo momento en el que ocurre. Por ello podemos decir que tal nivel de interactividad nos hace conservar el recuerdo como una acción realmente realizada por nosotros y no por un personaje en una pantalla.

Más fácil de explicar:

La realidad virtual y Pokémon GO como máximo representante para el consumidor de la realidad aumentada, crean una experiencia de juego convincente en tiempo real, aquí y ahora, en el presente. Los paisajes, objetos y personajes virtuales transmiten la sensación de estar físicamente ahí, proyectados sobre un fondo de nuestro mundo real, un inteligente truco tecnológico para hacer creer a nuestro cerebro que algo verdaderamente existe, confiriéndole tangibilidad en nuestro alrededor físico real.

La percepción de las imágenes o animaciones ya no pasan al recuerdo como una ilusión, sino como algo en cierto modo mágico, emocionante y realista. Este título requiere tu atención más que cualquier otro juego de plataformas móviles, y este hecho probablemente se convierta en un requisito esencial para las aplicaciones de realidad aumentada venideras que quieran llegar a ser comercialmente competitivas.

Hasta ahora no hay alternativas jugables a Pokémon GO que puedan hacerle competencia, pero a continuación exponemos un par de ejemplos por si aún no quieres sucumbir al hype que rodea a Pokémon GO:

1.Blippar, una aplicación que escanea contenido visual y muestra diversa información concerniente al objeto o producto escaneado.

2.Zombies Run!, controlada por audio y orientada al fitness, se vale de la realidad aumentada para hacerte creer que eres perseguido por una horda de zombis, haciendo que tu adrenalina aumente y mejorando así el rendimiento en el deporte.

Otras aplicaciones relacionadas son, por ejemplo: Wikitude, Geocaching y el catálogo de Ikea.

Para nosotros resulta muy interesante plantearse qué está por venir y hasta qué punto será Pokémon GO una referencia mundial para los desarrolladores de videojuegos en el futuro.

 

Reacciones de Twitter:

pokemon-go-tinder pokemongo-tweets-141 tumblr_o9z68ig2Ak1tnp5ayo8_500 tweets14n-1-web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Navilo